Sweet 16

Esta pieza basada en la autolesión provoca una agresión sobre el cuerpo. El anti-arte es la guía de la anti-joya.

Brief

Reproducir vídeo

historia

“Cuando tenía 10 años era adicta a las chuches. Todavía recuerdo la emoción de ir al kiosko y comprarme bolsas llenas de nubes. Esperaba ansiosa a que llegara ese momento. Era mi preferido. Jugaba con un mechero a quemarlas, así sabían mejor. Podía pasarme horas encerrada en mi habitación mirando como se derretían.
 
Me volví adicta a su olor, a su sabor, me hacía sentir en otra dimensión. Era lo único que necesitaba. No había nada que me hiciese estar mal, excepto no tenerlas.
Todavía sigo pensando en ello…
Todavía sigo pensando en mis dulces dieciséis…”